Puntualizaciones del Equipo de Gobierno sobre el amianto en el municipio.

Los vertidos de amianto están inventariados y para su retirada hay firmado un contrato, desde el 2014, con una empresa autorizada; estando pendientes del preceptivo visto bueno por parte del Instituto Canario de Seguridad Laboral al proyecto de retirada, acopio y gestión de dichos residuos.

 

Con motivo de informaciones, aparecidas recientemente, referidas a la acumulación de amianto en el municipio, el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey quiere matizar una serie de aspectos que entiende necesarios para una mejor comprensión del problema y los orígenes del mismo. Y lo primero que hay que aclarar es que, según la legislación, las obligaciones en torno a los residuos de amianto corresponden a los productores y no a los Ayuntamientos, entidades que no pueden gestionar este tipo de residuos.

 

En La Gomera, lo lógico sería que el desamiantado estuviera consorciado por las administraciones insulares, Ayuntamientos y Cabildo, si lo que se pretende es asegurar la correcta gestión de estos residuos y la salvaguarda del medio ambiente y la salud pública. Como esto no se ha conseguido, y no será por falta de intentarlo, el Ayuntamiento de Valle Gran Rey se ha visto obligado a acometer en solitario las actuaciones de retirada del amianto del municipio, incorporando para ello partidas económicas en los Presupuestos 2014 y 2015. Y eso, peso a darse la circunstancia de que algunos de los vertidos han sido responsabilidad de trabajos promovidos por otras administraciones.

 

El cumplimiento de la legalidad, en lo referente a la manipulación y retirada del amianto, exige disponer de personal especializado y con formación de seguridad y salud en la materia, siendo necesario contar con un equipo de descontaminación que usa el personal una vez finalizada la jornada. Además, el material hay que cargarlo y transportarlo hasta algún punto de acopio intermedio.

 

Al no disponer de los medios propios para ello, en el año 2014 el Ayuntamiento firmó un contrato con la empresa “Transformación Agraria (TRAGSA)” para la retirada, acopio y gestión de residuos de amianto en el municipio. Siendo el importe del mismo de 11.660,65 €. En diciembre de ese año se presentó ante el  ICASEL (Instituto Canario de Seguridad Laboral) el “Plan específico de trabajo para la retirada de fibrocemento con contenido en amianto en Valle Gran Rey”, puesto que es preceptiva la autorización de este organismo, dependiente del Gobierno de Canarias, para comenzar los trabajos. Cabe señalar, que en este Plan ya están localizados e inventariados los vertidos de amianto existentes. Estando a la espera de en las próximas semanas pueda darse inicio a los trabajos.

 

Por último, desde el Equipo de Gobierno se quiere agradecer las aportaciones realizadas así como todas aquellas propuestas que puedan contribuir a mejorar la imagen y el medioambiente del municipio.

 

FUENTE: Prensa Ayuntamiento de Valle Gran Rey.