DÓNDE COMER

 

Valle Gran Rey tiene actualmente una oferta gastronómica que destaca por su variedad, su número y, sobre todo, por su calidad. En el municipio se han instalado restaurantes y profesionales de la cocina que aportan una variedad de platos que difícilmente se den en un territorio tan pequeño. Cocina internacional de calidad con platos exóticos que se unen a los platos de la cocina tradicional de La Gomera, que conserva su esencia culinaria basada fundamentalmente en productos de la tierra y la mar.

Dentro de la cocina tradicional, como primer plato podemos elegir entre una gran variedad de potajes, destacando el de berros, acompañado de gofio y queso de cabra. Este plato se ha convertido en referencia obligada de la cocina gomera.

Es sabido que el gofio es una de las bases de la cocina canaria, por tanto no es de extrañar que en Valle Gran Rey esté presente en cada mesa. Su utilización da como resultado una serie de platos típicos como el gofio amasado o escaldado acompañando a los entrantes, o platos más innovadores como su utilización en postres en mousses, turrones e incluso helados de gofio.

El queso gomero es muy valorado por su excelente calidad y, en general, se obtiene de leche de cabra cruda; tan valorado es, que no es fácil encontrarlo para su venta en determinadas épocas del año. Mención obligada es la de un producto típicamente gomero que se obtiene a partir del queso: el “almogrote”, especie de paté, cuya base fundamental es el queso curado de cabra y que se utiliza como entrante, como acompañamiento de las comidas o como elemento principal de salsas.

Teniendo Valle Gran Rey una importante y destacable cultura marinera, no podría faltar en su cocina un plato del mar. En muchos restaurantes podrá probar variedad de sabrosas recetas con base de pescado como son las cabrillas en escabeche, el pargo asado o el atún al mojo hervido. Tampoco le va la saga la comida vinculada a la carne en sus más diversas formas, sobre todo la de cerdo. Y para acompañar cualquier plato, sea de pescado o de carne, las papas y los mojos, en sus más diversas variedades y formas de preparación, no pueden faltar en la mesa.

En las zonas de medianías, existe una interesante producción vinícola, en la que a partir de  la calidad de la uva, sobre todo la “Forastera blanca” y una elaboración tradicional, se consiguen magníficos caldos. En La Gomera se han producido tradicionalmente vinos blancos jóvenes, pero en los últimos años se ha extendido el cultivo de uvas tintas, dando lugar a unos vinos de excelentes cualidades. Tanto tintos como blancos, los vinos de La Gomera son vinos suaves, aromáticos y equilibrados en boca.

Por último, si hay un producto que es bandera del ingenio gomero y de la extraordinaria riqueza cultural de la isla, es la miel de palma, que se obtiene por el cocimiento de la savia de la palmera canaria, popularmente conocida como “guarapo”. Mediante un proceso muy cuidadoso se obtiene la miel, que se usa en la elaboración de licores (el conocido “gomerón”) y en productos de la famosa repostería gomera (como son los alfajores y la tradicional leche asada).

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestPrint this page